sábado, 22 de febrero de 2014

CÓMO HACER CAKEPOPS DECENTES

Hoy quiero hablarles de los cakepops: qué son, las distintas opciones que existen para hacerlas y cómo lograr que queden decentes sin morir en el intento...  ;)



Los cakepops son unas piruletas de bizcocho recubiertas de chocolate. Pueden ir presentadas con o sin palito. A mi particularmente me gusta más usar el palito porque creo que es más cómodo para comerlas y también porque lo gracioso de este dulce es que se asemeje a una piruleta pero rellena de bizcocho.





Los cakepops se pueden hacer reutilizando sobras de bizcocho de cualquier sabor mezcladas con alguna crema como buttercream o crema de queso; o también se pueden hacer con masa nueva.

Para hacer las bolitas se puede usar material específico como moldes de silicona o una máquina eléctrica (tipo sandwichera pero para cakepops), o también podemos moldear las bolitas a mano y dejarlas así o posteriormente prensarlas y darles distintas formas con un molde para cakepops.

Podemos recubrir las bolitas con chocolate fundido negro, chocolate con leche, chocolate blanco o candy melts de colores. Recordad que para teñir el chocolate blanco hay que utilizar colorante específico para chocolate, no vale cualquiera.

Y después podemos decorar las bolitas como queramos, con fideos de colores, de chocolate, perlitas, nonpareils, coco rallado... incluso hacer figuritas con fondant, como veréis las posibilidades son ilimitadas.


                            


Os contaré cómo las hago yo (que no quiere decir que sea la mejor opción, simplemente es la manera que a mi mejor me funciona): 
Yo utilizo un molde de silicona para cakepops y relleno las 9 cavidades con la ayuda de una manga pastelera (por comodidad y para no ponerlo todo perdido). La masa que uso es una receta básica de cupcakes, con sabor a vainilla o a chocolate. Las horneo y dejo que se enfríen. 


Después derrito chocolate fondant, pincho un palito en el centro de cada bolita y las refrigero durante un rato para que se pegue el palito y se endurezcan la masa.
Posteriormente, las baño con mucho cuidado en chocolate derretido (por eso es importante que estén frías y duras)  y finalmente, antes de que el chocolate se seque, las decoro con sprinkles o con decoración personalizada hecha con fondant. 
Podéis esperar a que se sequen a temperatura ambiente o si tenéis prisa o hace mucho calor las podemos volvemos a refrigerar.
Aseguraros de tener un buen soporte para pinchar los cakepops ya terminados y esperar a que se sequen. Yo tengo unos soportes específicos de porcelana y otros de plástico, pero podéis usar un corcho o también arreglar un macetero y decorarlo como he hecho yo en algunas ocasiones que me encanta como lucen.


                                  

Espero haberos ayudado y os animo a que probéis hacerlas en casa, aunque confieso que al principio no es muy fácil porque hay que tener algo de maña y mucha paciencia (a mi me ha costado vaaaarios intentos hacer unas cakepops decentes, jeje), pero es súper divertido y un acierto seguro en todas las fiestas, sobretodo en la infantiles.



No hay comentarios:

Publicar un comentario