miércoles, 19 de febrero de 2014

BAUTIZO DE ANDREA

Esta entrada merece un post especial porque mi hija es única y especial, como supongo que dirán todas las madres, jeje. En agosto, aprovechando el buen tiempo celebramos el bautizo de la pequeña Andrea con la familia más íntima. Para ello elegimos una iglesia pequeñita, antigua y con mucha historia, la erminta data del siglo XVIII y está en un pueblito marinero muy bonito que hay en mi isla.

Después nos fuimos a comer una enorme paella en un local de ambientillo chill out, con una amplia terraza con vistas al mar, todo muy sencillo y familiar.

Tarta de chocolate y frutos rojos

Y por supuesto del dulce me encargué yo pues me hacía muchísima ilusión prepararlo todo, pero debido a los preparativos del bautizo (unido a lo del ser madre primeriza... con el trabajo que da..., aparte de querer estar guapa pal momento, etc...), pues sólo pude preparar la tarta y unas galletas-recordatorio, que era mucho menos de lo que a mi me hubiera gustado hacer pero bueno, creo que por lo menos lo poquito que hice quedó bien.

(El cono de merenguitos que hay sobre la mesa dulce lo encargué a Cupcake`s house).

Mesa dulce para el bautizo de Andrea
Galleta decorada con fondant

La tarta era de dos pisos, uno de 20 y otro de 10, con ambos bizcochos de chocolate, rellenos con una suave crema de chocolate y frutos rojos. Forrados con fondant sabor chocolate (riquísimo y súper manejable de la marca funcakes ¡¡qué me encanta!!).



El motivo decorativo principal quise que fuera una osita tanto en el topper de la tarta como en las galletitas que se llevaron los invitados de recuerdo, porque me gusta mucho el sentido de ternura que da.

La osita, sentada sobre una mantita de bebé, la modelé a mano con fondant y creo que quedó monísima. También le añadí un par de detalles de bebé como un biberón y un sonajero.

Herramientas para modelar

¡¡¡Osita preparada para la fiesta!!!


Mantita de bebé
Biberón

Sonajero

Las galletas, decoradas con fondant de color rosado también tenían forma de osita, adornadas con un lacito blanco para darles un pequeño toque de elegancia.

Ejército de ositas de mantequilla dispuestas a hornearse


Esta galleta representa un babero y fue hecha únicamente para la madrina, mi hermana
Como me gusta darle a todo ese aire sencillo, de "hecho a mano", hice también las etiquetas de las galletas con una troqueladora y las dediqué a mano.



Fue un día muy especial donde creo que todos la pasamos muy bien y disfrutamos de una jornada en familia con la protagonista de la fiesta: ANDREA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario