domingo, 13 de enero de 2013

DESAYUNO DE REYES

¿A quién no le gusta desayunar como reyes? desde luego a mi sí, así que ese fue el regalo que preparé este año para mi padre y su pareja en navidades.

Desayuno elegante y completísimo para empezar el día con alegría






Este desayuno en concreto tenía todo lo que uno puede desear para empezar bien el día: a elegir entre café o dos tipos de té, aderezado al gusto con azúcar, sacarina o leche condensada, varios saladitos como distintos tipos de panes (pan negro, pan tostado, pan de pasas), mantequilla, mermeladitas de dos sabores distintos, queso semicurado, jamón serrano, una nutritiva ensalada de frutas de temporada y también cositas dulces como minipanettone, macarons de fresa y de limón y una botellita de cava frío con sus copas para brindar.
 
Todo finamente decorado y presentado con mucho mimo en una vajilla navideña de porcelana y cristal sobre una gran bandeja.
 







No hay comentarios:

Publicar un comentario